6. LA VEGETACIÓN
En las zonas altas, y en base a una respuesta geológica, en áreas de materia silícea aún quedan prados o una vegetación dispersa totalmente degradada por los continuos incendios, en las zonas calizas, el suelo resulta demasiado abrupto y seco para cualquier actividad, por lo que permanecen casi yermos. Así, por encima de los 1.000 metros, nos encontramos con las llamadas branizas, una dentadura montañosa rica en gramíneas, leguminosas herbáceas, escajos, tojos y varias clases de brezo y matorral, que sirven como pasto de los animales en verano. Es una vegetación más propia de suelo subalpino, de altimetría mucho más elevada, pero en el caso pasiego se contrarresta con las excepcionales precipitaciones del entorno. Cabe destacar la importancia florística del entorno de Castro Valnera, por la que los botánicos han mostrado interés desde finales del siglo XVIII.

La vegetación arbórea más abundante es la caducifolia, compuesta por hayedos, cajigales, encinares y robledales, avellanos, abedules y fresnos, restos de lo que un día fue el bosque autóctono del Pas. Hay buenos bosques, bien conservados, en la vertiente castellana, en la cántabra, como el resto de las comarcas vecinas, la deforestación provocada por la tala para las numerosas ferrerías de la zona, para los astilleros de Guarnizo o para los Hornos y Real Fábrica de Cañones de Liérganes y La Cavada, sobre todo durante los siglos XVII y XVIII, junto con la multitud de incendios provocados, en muchos casos para obtener más terreno de pasto, nos han llevado a unos montes yermos casi en su totalidad. La situación se intentó paliar con regeneración de espesuras, intentando introducir especies no autóctonas como el pino, pero lo que sin duda es de agradecer es que no se hayan introducido especies tan devastadoras como la que más abunda en el curso medio del Pas, el eucalipto australiano, implantado para le beneficio económico de las industrias madereras.



   
    Aviso legal. Todos los derechos reservados. Ayto. Vega de Pas - Fundacion Eusebio Gomez Justina Berdia